cvi_autor/ octubre 31, 2019/ Noticias

Hoy hemos presentado el estudio realizado por el Dr. Ramon Alemany y la Dra. Mercedes Ayuso del Riskcenter de la Universitat de Barcelona analizando los 2.122 casos realitzados del 2012 al 2017 por el Programa de Adaptación Funcional del hogar.

La principal conclusión del estudio es que «los resultados obtenidos a nivel técnico (el ahorro derivado de la inversión realizada por la reducción esperada en necesidades de ayuda de terceras personas) así como, y de forma fundamental, los obtenidos a nivel del aumento de la autonomia de la persona mayor y de un mayor nivel de bienestar (satisfacción manifestada por los beneficiarios) justifican el potenciar y la continuidad del Programa de Adaptación funcional del hogar para personas mayores o en situación de dependencia.»

Las intervenciones que se realizan tienen un coste medio de entre 650€ y 700€ en el caso de productos de apoyo y de entre 2.300€ y 2.400€ en el caso de rehabilitacions. Una de las conclusiones más relevantes del estudio es que estas inversiones se amortizan en un periodo situado, de medio, entre los 7 y 9 meses, llegando a ser menor de 3 meses en algunos casos. Este hecho, sumado a los beneficios para la persona, denota la importancia de invertir en este tipo de servicio. Este ahorro se calculo en términos de la reducción esperada en necesidades de ayuda de terceras personas como los servicios de Atención Domiciliaria o cuidadores.

Además, el estudio indica que «el programa supone una clara reducción de la autopercepción de necesidad de ayuda de terceras personas en todo el periodo de estudio». Los beneficiarios del programa destacan el elevado nivel de satisfacción principalmente por la descarga familiar que el programa ha supuesto.

Siguiendo con la satisfacción del usuario, el estudio también destaca que «un 82,3% de los beneficiarios han declarado sentirse más autónomos después de las intervenciones hechas a cabo por el CVI», y añade que «un 97,3% de los beneficiarios han declarado que la intervención efectuada les ha hecho sentirse más seguros en casa y un 95,4% de los beneficiarios han declarado que, a partir de la intervención, su día a día ha cambiado.» Finalmente, el estudio pone en relieve que «un 97,5% de los beneficiarios han declarado que no habrían podido hacer esta intervención sin la iniciativa municipal.»

Este programa forma parte de la cartera de servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona que invierte 450.000€ anules a través del Centre de Vida Independent que es la entidad que presta el servicio. El objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas mayores o en situación de dependencia que viven en su casa y cuidar a los cuidadores mediante la descarga de sus tareas.

Este estudio y su presentación se han podido realizar gracias al soporte de la Diputació de Barcelona, el Programa Singular y la Fundación ONCE, así como la Universitat de Barcelona desde el RiskCenter y el Ayuntamiento de Barcelona.

previous arrow
next arrow
Slider
Compartir esta entrada